Somos una agencia de viajes enfocados en la cultura india.

Últimas Noticias
Síguenos
GO UP
Image Alt

Khajuraho

Cultura y erotismo

Khajuraho es una ciudad que se encuentra en el estado de Madhya Pradesh, India. Es uno de los destinos más populares en India ya que cuenta con un grupo de templos medievales tanto hinduistas como jainistas, es famoso por sus esculturas eróticas y se le considera una de las Siete Maravillas de India. Su nombre original era Kharjhuravahaka, que se deriva de la raíz “kharjur” que significa palmera de dátiles que originalmente flanqueban la entrada de la zona.

Khajuraho fue construido entre los años 950-1050 DC por la dinastía Chandela. En sus templos se observan diversas posturas de meditación, enseñanzas espirituales, artes y costumbres de la vida de realeza, entre ellas el erotismo.

Historia mítica de Khajuraho

Existen muchas historias que explican la razón por la que se construyeron estos templos con tales representaciones que llaman la atención por su fineza, naturalidad y libertad de expresión. Una de las explicaciones tiene que ver con la luna, una evocación del amor y el romance para diferentes culturas del mundo. Cuenta la leyenda que una hermosa joven llamada Hemavathi se bañaba en las aguas de un río sagrado a la luz de la luna llena, al verla el Dios Lunar Chandra (cuyo nombre significa literalmente brillo) se enamoró profundamente de ella y la impregnó de su energía radiante y fresca. La mujer corrió al bosque y tuvo que dar a luz a su hijo fuera de su comunidad pues no era bien visto que el niño naciera fuera del matrimonio. Sin embargo el Dios Chandra siempre estuvo a su lado y le prometió que algún día su hijo sería un poderoso rey.  Así creció el joven Chandravarman quien fundara la dinastía Chandela. Se cree que decidió construir una serie de templos como un recordatorio de la historia de su madre y como un testimonio de las pasiones humanas.

Arquitectura de Khajuraho

Los templos siguen el estilo arquitectónico Nagara, están hechos de piedra arenisca y granito. Excepto el templo de Chaturbuja, todos miran hacia el Oriente pues le dan la Bienvenida al Sol, esta es una característica de los templos hindúes. La deidades son tanto femeninas como masculinas y siempre muestran el equilibrio perfecto entre estas energías complementarias. Cada templo fue construido por un rey de la dinastía Chandela y siguen las reglas establecidas por la tradición del Bastu que incluyen el uso de cuadrados y círculos para crear armonía estética. Toda la zona se subdivide en tres y entre todas forman un pentágono.

 

 

 

 

Product Enquiry